Tendrás el mismo contador, que seguirá siendo gestionado por tu empresa distribuidora. Como hasta ahora, tu distribuidora se encargará de hacer las lecturas de tu contador y hacérnoslas llegar a nosotros.  


Seguramente, ya dispongas de contador inteligente, que permite recoger tu consumo día a día y hora a hora, sin necesidad de que un técnico pase por tu casa cada cierto tiempo o tengas que ser tu el que mande el consumo.