Es importante recordar que el objetivo del cambio tarifario es reflejar de una manera más precisa el coste real de la energía en las facturas de la luz, no incrementar su precio. Por tanto, en función del patrón de consumo de cada uno, podemos pagar más o menos.


Para poder ahorrar el máximo posible gracias a la nueva tarifa 2.0 TD, será clave que adaptes tu patrón de consumo para concentrar al máximo tu consumo eléctrico en los períodos de hora valle, evitando consumir durante las horas punta.

Por tanto, la clave para reducir tu factura de la luz será evitar realizar actividades energéticamente intensivas (como por ejemplo poner la lavadora, la secadora o el lavavajillas) los días laborables de 10-14 horas y de 18-22 horas, momentos en los que la energía es más cara. 


Por otra parte, programar electrodomésticos y aparatos durante la noche te ayudará a desplazar parte del consumo a este período de manera inteligente y sin esfuerzo, como por ejemplo, programar el lavavajillas a partir de las 0.00 o el termo eléctrico para que realice sus ciclos.


También tendrás la flexibilidad de contratar diferentes potencias de día y de noche, en función de tus necesidades. Nuestra recomendación desde OVO Energy es mantener la potencia durante las horas valle al menos, igual que en las horas punta-llano. ¿Por qué? Este período funciona durante todo el fin de semana y los días festivos que es donde mayor consumo de energía se registra en un hogar. Por ello, es importante mantener una potencia igual o incluso superior en las horas valle que nos permita consumir electricidad sin límites, ahorrando en la factura de la luz. 


Si dispones de vehículo eléctrico, te recomendamos encarecidamente que aumentes tu potencia durante el horario valle para poder cargarlo durante las noches mientras sigues ahorrando en tu factura d ela luz.